close mobile menu icon

 VACUNA DEL 
 COVID-19  
pattern background

Cómo vacunarse

Las personas con discapacidades o sin acceso a una computadora pueden llamar 833-540-0473 entre las 8:00 am y 8:30 pm los 7 días de la semana para recibir asistencia con la programación de citas.

Infórmese cómo asegurar una cita para la segunda dosis de la vacuna

La vacuna del COVID-19 es gratis para todas las personas elegibles.
No se requiere su estado migratorio, ni seguro médico.
La privacidad de su información médica está protegida por ley.

Cómo vacunarse en el condado de Los Ángeles

Para ser vacunado en un sitio administrado por el condado Salud Pública del condado de Los Ángeles:
Solo necesita mostrar:

  1. Prueba de edad, y
  2. Formulario de consentimiento si es un menor de 12 a 7 años.

Para menores, visite la página de Internet para ver más detalles

Las vacunas COVID-19 gratuitas están disponibles para todas las personas mayores de 12 años. No necesita tener seguro médico y no se le preguntará sobre su estado migratorio. Las vacunas se ofrecen en cientos de lugares en todo el condado de Los Ángeles. Estos incluyen clínicas, hospitales, farmacias, iglesias y clínicas móviles. Muchos sitios están abiertos hasta tarde y los fines de semana y no se necesita cita en muchos lugares. Oprima aquí para encontrar una lugar cerca a usted.

Tenga cuidado con la información errónea que se está difundiendo sobre las vacunas. Las 3 vacunas COVID son seguras y efectivas. Visite esta página web y el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) para obtener información confiable sobre las vacunas COVID-19.

Consulte a continuación las preguntas frecuentes sobre COVID-19.

Preguntas más frecuentes

Actualizado 30/04/21

Esta actualización proporciona información sobre las tres vacunas contra el COVID-19 que ahora están autorizadas en los EE. UU. Estas vacunas son fabricadas por Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson (J&J)/Janssen.

La vacunación es una forma segura y eficaz de prevenir enfermedades. Las vacunas salvan millones de vidas cada año. Cuando nos vacunamos, no solo nos protegemos a nosotros mismos, sino también a quienes nos rodean. Puede ayudar a detener la pandemia recibiendo una vacuna contra el COVID-19 cuando esté disponible para usted.

En los estudios de vacunas, las 3 vacunas fueron muy efectivas para prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes de COVID-19. No se pueden comparar directamente los resultados de los ensayos de las vacunas J&J/Janssen y de ARNm (Moderna y Pfizer) porque:

  • Los estudios se hicieron en diferentes momentos y en diferentes lugares, por lo que el nivel de infección en las comunidades y el tipo y número de variantes virales variaron.
  • Los estudios utilizaron diferentes grupos de personas que tenían diferentes tasas de enfermedades preexistentes.
  • Los estudios utilizaron diferentes definiciones de casos, efectos secundarios y eventos graves.

Debido a que las tres vacunas funcionaron igualmente bien en la prevención de enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes, la mejor vacuna que puede recibir es la que se le ofrece.

No. Si tiene seguro, su médico o farmacia pueden cobrarle a su compañía de seguros una tarifa por darle la vacuna. Las personas sin seguro médico pueden recibir las vacunas contra el COVID-19 sin costo alguno. Nadie debe pagar por la vacuna.

No. La vacuna contra el COVID-19 se dará a las personas que viven en el condado de Los Ángeles sin costo alguno, sin importar su estado migratorio. No se le debe preguntar sobre su estado migratorio cuando reciba una vacuna contra el COVID-19. Su información médica es privada y recibir la vacuna contra el COVID-19 no afecta su estado migratorio.

Los socios del Departamento de Salud Pública y del condado, la ciudad, la comunidad y el cuidado de la salud están trabajando juntos para vacunar a las personas de los grupos elegibles en muchos lugares diferentes. Las vacunas están disponibles en más de 600 sitios de vacunación en todo el condado de Los Ángeles.

Éstos incluyen:

  • Sitios de vacunación a gran escala conocidos como PODs en inglés
  • Clínicas de salud y centros de salud calificados a nivel federal (FQHCs por sus siglas en inglés)
  • Farmacias
  • Algunos lugares de trabajo, incluidos los hospitales
  • Algunos desarrollos residenciales para personas mayores y centros para personas mayores
  • Unidades móviles de vacunación
  • Centros de enfermería especializada (SNF por sus siglas en inglés) y centros de cuidado a largo plazo con vida en grupo, como vida asistida
  • Sitios de vacunación comunitarios especiales administrados por el Departamento de Salud Pública y socios del condado, la ciudad, la comunidad y del cuidado de la salud.

Visite VacunateLosAngeles.com, haga clic en "Cómo hacer una cita" y siga los pasos en la página web. Los residentes con discapacidades o sin acceso a una computadora pueden llamar al 1-833-540-0473 entre las 8:00 am y las 8:30 pm los 7 días de la semana para recibir ayuda para hacer una cita.

También puede consultar con su proveedor de atención médica regular, ya que es posible que puedan darle la vacuna en uno de sus establecimientos. Una lista de establecimientos y proveedores que ofrecen vacunas está disponible en VacunateLosAngeles.com o haciendo clic aquí.

Visite la página web de citas (consulte las instrucciones anteriores) y busque un sitio que ofrezca el mismo tipo de vacuna que recibió para su primera dosis de vacuna. El tipo de vacuna se muestra junto al nombre del sitio en la página web y/o en el sistema de reservaciones de citas. Asegúrese de llevar su tarjeta de vacunación de los CDC y su identificación con foto a su cita de segunda dosis de vacuna.

  • Para la vacuna J&J/Janssen, solo necesita una dosis.
  • La vacuna Pfizer se administra en dos dosis con 21 días de diferencia.
  • La vacuna Moderna necesita 2 dosis administradas con 28 días de diferencia.
  • Si se tarda en recibir la segunda dosis de una serie de 2 dosis, no es necesario que vuelva a empezar. Es importante recibir el mismo tipo de vacuna para ambas dosis.

Con las 3 vacunas, no se considera que esté completamente vacunado hasta 2 semanas después de su última vacuna.

Se considera que las personas están completamente vacunadas:

  • 2 semanas después de su segunda dosis de vacuna de 2 dosis (las vacunas Pfizer o Moderna), o
  • 2 semanas después de su vacuna de una dosis (la vacuna J&J/Janssen)

Si han pasado menos de 2 semanas desde su inyección, o si aún necesita recibir su segunda dosis, NO está completamente protegido. Siga tomando todas las medidas de prevención hasta que esté completamente vacunado.

Aún no sabemos cuánto tiempo durará la protección de la vacuna. Esto significa que no sabemos si necesitará una dosis de refuerzo en el futuro.

Los empleados que trabajan para empleadores con más de 25 empleados tienen derecho de hasta 80 horas de permiso de ausencia laboral por enfermedad relacionada con el COVID-19 desde el 1 de enero de 2021 hasta el 30 de septiembre de 2021. Esto incluye asistir a una cita de vacunación o no poder trabajar o teletrabajar debido a síntomas relacionados con la vacuna. Para obtener más información, consulte el póster y las preguntas frecuentes sobre las Horas de Enfermedad Pagadas Suplementarias por COVID-19 de 2021.

La tarjeta de registro de vacunación de los CDC COVID-19 (tarjeta blanca) es la prueba oficial de vacunación. Todos deben recibir una cuando se vacunen. Guárdela en un lugar seguro, ya que no se puede reemplazar. Considere tomarle una foto o hacerle una fotocopia.

Si no recibió una tarjeta blanca o la perdió, hay 2 formas de obtener una copia de su registro oficial del Registro de Inmunizaciones de California (CAIR por sus siglas en inglés) del estado.

  • Pídale a su proveedor de atención medica que busque su registro de vacunación en el registro de inmunizaciones del estado de California (CAIR por sus siglas en inglés) y le dé una copia.
  • Solicite una copia de su registro de vacunación directamente del registro de inmunización estatal, CAIR. Espere al menos 2-3 semanas después de haber sido vacunado antes de hacer la solicitud y sepa que esta solicitud puede tardar 2-3 semanas adicionales por la alta demanda. Complete el formulario de Autorización de divulgación (solo disponible en inglés) en el internet. Tenga un escaneo o una foto de una identificación oficial con foto actual lista para cargar, ya que el formulario debe completarse en una sola sesión. Recibirá un registro por correo electrónico. El registro solo se puede solicitar en línea y solo se puede proporcionar por correo electrónico. Para obtener más información, visite cairweb.org (solo disponible en inglés).

  • La tarjeta blanca de los CDC o el registro CAIR es su prueba oficial de su vacuna contra el COVID. Es posible que reciba un registro digital además de su tarjeta blanca para su conveniencia, pero es posible que no sea aceptado en todos los lugares/compañías como prueba oficial de vacunación.
  • En el condado de Los Ángeles se utilizan varios tipos diferentes de recordatorios y registros digitales. El tipo depende del sistema de mantenimiento de registros utilizado por el proveedor que administró la vacuna. La mayoría de los sistemas requieren que la persona que se va a vacunar proporcione una dirección de correo electrónico y/o un número de teléfono celular cuando haga una cita o se vacune. Pregúntele a su proveedor cuando reciba su vacuna sobre un registro digital.
  • El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles se asoció con Healthvana para proporcionar una copia digital del registro de vacunación a las personas que son vacunadas en sitios del Departamento de Salud Pública, clínicas comunitarias seleccionadas (que no son parte de un sistema hospitalario), farmacias o sitios de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) en el condado de Los Ángeles. Para obtener más información sobre Healthvana y los registros electrónicos, consulte la página web del DPH “Después de recibir una vacuna”.

Las vacunas funcionan preparando las defensas naturales de su cuerpo para reconocer y combatir los gérmenes.

  • Algunas vacunas contienen versiones muertas o debilitadas del germen.
  • Otras contienen sustancias que parecen parte del germen.
  • Las vacunas contra el COVID-19 enseñan al cuerpo a producir proteínas que parecen parte del virus. (consulte la pregunta “¿Cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19?” Para obtener más información).

Cuando recibe una vacuna, su sistema inmunológico responde.

Eso:

  • Produce anticuerpos. Los anticuerpos son proteínas producidas naturalmente por el sistema inmunológico para combatir enfermedades.
  • Prepara sus células inmunes para responder a futuras infecciones.
  • Recuerda la enfermedad y cómo combatirla. Si está expuesto al germen después de recibir la vacuna, su sistema inmunológico puede destruirlo rápidamente antes de que se enferme.

Esto es lo que hace que las vacunas sean tan eficaces. En lugar de tratar una enfermedad después de que ocurre, las vacunas pueden prevenir que nos enfermemos en primer lugar.

Ninguna de las vacunas COVID-19 contiene el virus que causa COVID-19 en ninguna forma. Las 3 vacunas contra el COVID-19 funcionan enseñando a nuestras células cómo producir proteínas de pico inofensivas (los picos en forma de corona en la superficie del virus COVID-19). Hacer la proteína de pico no daña nuestras células.

  • Cuando nos vacunamos, las proteínas de pico se muestran en la superficie de nuestras células. Nuestro sistema inmunológico los ve y sabe que no pertenecen allí.
  • Nuestros cuerpos reaccionan creando una respuesta inmunitaria; esto incluye la producción de anticuerpos y la preparación de células inmunitarias. Esto nos protegerá si estamos expuestos al virus de COVID-19

Las vacunas contra el COVID-19 difieren en la forma en que enseñan a nuestras células a producir la proteína de pico

  • Las vacunas fabricadas por Pfizer y Moderna se llaman vacunas de ARNm. El ARN mensajero (ARNm) es material genético que le dice a nuestro cuerpo cómo producir proteínas. El ARNm de la vacuna está envuelto en burbujas aceitosas (conocidas como nanopartículas lipídicas o LNP). Cuando el ARNm entra a nuestras células, les enseña cómo hacer copias de la proteína de pico.
  • La vacuna fabricada por J&J/Janssen se llama vacuna de vector viral. Está hecho de instrucciones genéticas (ADN) dentro de un "vector viral" que se utiliza para transportar el ADN a nuestras células. (El vector viral es una versión inofensiva del virus del resfriado común). Nuestras células leen el material genético y producen ARNm, y este ARNm enseña a nuestras células a producir la proteína de pico.

Puede recibir más información en el sitio web de los CDC Información para entender cómo actúan las vacunas contra el COVID-19.

Para obtener una lista completa de ingredientes, consulte la hoja de datos de cada vacuna para las personas que van a recibir la vacuna y cuidadores: Vacuna contra el COVID-19 Pfizer-BioNTech (solo disponible en inglés), Vacuna contra el COVID-19 Moderna (solo disponible en inglés) y vacuna J&J/Janssen COVID-19 (solo disponible en inglés). Ninguna de las vacunas contiene huevos, gelatina, látex ni conservantes.

No, ninguna de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas para ser usadas en los Estados Unidos contiene tejido o células fetales.

  • Pfizer y Moderna no utilizaron ninguna línea celular fetal para desarrollar o producir sus vacunas contra el COVID-19. Pero sí usaron una línea celular fetal para pruebas de laboratorio antes de que sus vacunas fueran probadas en personas.
  • Johnson & Johnson utilizó una línea celular fetal para desarrollar y probar su vacuna contra el COVID-19. También lo utilizan para la producción. Las vacunas contra el COVID-19 en sí mismas no contienen células fetales.

Las líneas celulares se obtuvieron en laboratorios a partir de células de 2 abortos realizados en 1973 y 1985. Ninguna de las células fetales utilizadas vino de un aborto reciente o de un aborto realizado con el único propósito de desarrollar una vacuna u otra investigación.

La Iglesia Católica ha revisado el uso de células fetales para este propósito y ha afirmado que "es moralmente aceptable recibir vacunas contra el COVID-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción". Si este tema le preocupa, le recomendamos que revise el documento La vacuna contra el COVID-19 y las lines celulares fetales cuidadosamente para que pueda tomar una decisión informada sobre la vacunación.

No. Las vacunas no pueden darle el COVID-19. Pero podría haberse infectado antes de recibir la vacuna y luego comenzar a mostrar síntomas. Los síntomas pueden tardar hasta 14 días en aparecer después de haber sido infectado. También es posible infectarse después de vacunarse, porque su cuerpo necesita tiempo para desarrollar inmunidad y, aunque las vacunas son muy efectivas, ninguna es 100%.

Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 contiene el virus que causa el COVID-19. El vector viral de la vacuna J&J/Janssen es una versión inofensiva del virus del resfriado común. No puede replicarse dentro de nuestras células ni causar enfermedades y no puede cambiar nuestro ADN de ninguna manera.

A veces, las personas tienen fiebre o se sienten cansadas durante aproximadamente un día después de recibir una vacuna. Estos efectos secundarios de la vacuna son normales y es una señal de que el cuerpo está desarrollando inmunidad.

Después de recibir la vacuna contra el COVID-19 puede tener efectos secundarios, como los que se producen después de la vacuna contra la gripe o la vacuna contra el herpes zóster. Para las vacunas de dos dosis, los efectos secundarios son más comunes después de la segunda dosis. Estos efectos secundarios pueden afectar su capacidad para hacer las actividades diarias, pero deberían desaparecer en uno o dos días. Efectos secundarios pueden incluir:

  • Fiebre, escalofríos y dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Sentirse cansado
  • Brazo adolorido o rojo

Los efectos secundarios son normales y una señal de que la vacuna está funcionando. Muestra que su cuerpo está aprendiendo a combatir un germen y desarrollar inmunidad. Es importante recibir la segunda dosis incluso si tiene efectos secundarios después de la primera, a menos que un proveedor de vacunas o su médico le diga que no.

Los efectos secundarios a largo plazo después de cualquier vacunación son muy raros. Históricamente, el control de las vacunas ha demostrado que si se van a producir efectos secundarios, por lo general ocurren dentro de las seis semanas después de recibir una dosis de vacuna. Por esta razón, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) requirió que cada una de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas se estudiaran durante al menos dos meses (ocho semanas) después de la ultima dosis de vacuna.Los CDC continúan monitoreando de cerca las vacunas contra el COVID-19. Si los científicos encuentran una conexión entre un problema de seguridad y una vacuna, la FDA y el fabricante de la vacuna trabajarán hacia una solución adecuada para tratar el problema de seguridad específico (por ejemplo, un problema con un lote específico, un problema de fabricación o la vacuna en sí). Esto es lo que esta sucediendo después de que el control de seguridad detectara un tipo raro de coágulo de sangre en mujeres que recibieron la vacuna J&J (vea a continuación).

El 4/13/21, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron una pausa en el uso de la vacuna Johnson & Johnson (J&J). Esto se debió a que 6 mujeres en los EE. UU. desarrollaron un tipo de coágulo de sangre raro y una cantidad baja de plaquetas entre 6 y 13 días después de recibir la vacuna. El tipo de coágulo de sangre se llama trombosis del seno venoso cerebral (CVST por sus siglas en inglés). Estos casos son muy raros: se han administrado casi 7 millones de dosis de la vacuna J&J en los EE. UU. y hasta el 4/13/21 solo se han reportado 6 casos. Se recomendó la pausa por precaución mientras la FDA y los CDC revisan los datos. Para obtener más información, consulte las Preguntas frecuentes sobre la pausa de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson.

Si tiene un evento adverso (posible efecto secundario) después de ser vacunado, incluso si no está seguro de que la vacuna lo causó, repórtelo a VAERS. El Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS por sus siglas en inglés) es un sistema de alerta temprana que la FDA y los CDC usan para detectar posibles problemas de seguridad. Para hacer una reporte, llame al 1-800-822-7967 o visite https://vaers.hhs.gov/reporteventspan.html.

Si se ha inscrito en V-Safe, el verificador de salud de los CDC después de la vacunación, también puede informar sus síntomas a través de la aplicación de teléfono inteligente.

Ni VAERS ni V-safe brindan asesoramiento médico. Si tiene síntomas o problemas de salud que le preocupan en cualquier momento después de la vacunación contra el COVID-19, comuníquese con su proveedor de atención médica o busque tratamiento médico.

No. Las vacunas no harán que dé positivo en una prueba de PCR o de antígeno viral (como la prueba de hisopo) que busca una infección actual por el COVID-19. Puede dar positivo en algunas pruebas de anticuerpos (sangre). Esto se debe a que una de las formas en que funcionan las vacunas es enseñarle a su cuerpo a producir anticuerpos.

Visite la página web de pruebas de salud pública, disponible en ph.lacounty.gov/covidpruebas, para obtener más informacion sobre las pruebas de COVID-19.

Sí, necesita la vacuna incluso si ha tenido el COVID-19. Todavía no sabemos cuánto tiempo estará protegido después de haber tenido el COVID-19, por lo que es importante tener la vacuna para fortalecer su inmunidad. Es seguro recibir la vacuna después de tener el COVID-19, pero debe esperar hasta que termine su período de aislamiento. Esto es para que no infecte a los trabajadores de la salud ni a otras personas cuando vaya a vacunarse. Si ha recibido un tratamiento con anticuerpos monoclonales o tratamiento de convalecencia, debe esperar 90 días antes de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Las personas menores de 12 años no pueden recibir la vacuna contra el COVID-19 en este momento. Todavía no hay suficiente información disponible sobre el uso de estas vacunas en niños menores de 12. Las personas de 12-17 años pueden recibir la vacuna Pfizer. Las vacunas Moderna y J&J/Janssen son para personas mayores de 18 años.

Si. Las personas con sistemas inmunológicos débiles pueden tener más riesgo de contraer el COVID-19 y más probabilidades de enfermarse gravemente. Pueden recibir cualquiera de las 3 vacunas, pero se les recomienda que hablen con su médico sobre el mejor momento para vacunarse. Los estudios de vacunas incluyeron a algunas personas con sistemas inmunitarios débiles, como cáncer y VIH estable, y sus efectos secundarios no fueron diferentes. Pero no sabemos qué tan bien funcionarán las vacunas para las personas con un sistema inmunológico débil en comparación con las personas con un sistema inmunológico normal.

Depende.

  • Las personas que son alérgicas a cosas como medicación oral, alimentos, mascotas, o polen, o personas que tienen antecedentes familiares de alergias, pueden ser vacunados.
  • Pero las personas que han tenido una reacción alérgica a una vacuna, terapia inyectable, polietilenglicol (PEG) o polisorbato deben hablar con su médico para decidir si es seguro vacunarse.
  • Existe un pequeño riesgo de reacción alérgica grave con cualquier vacuna.
  • Todos son observados por reacciones alérgicas después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

La información sobre reacciones alérgicas puede cambiar. Asegúrese de consultar la guía más reciente en la página web de Vacunas Contra el COVID-19 y Reacciones Alérgicas de los CDC y hable con su médico.

Si. Las mujeres embarazadas pueden optar por recibir cualquiera de las 3 vacunas, pero es una decisión personal y es posible que deseen hablar con su médico.

  • Las mujeres embarazadas que contraen el COVID-19 tienen más probabilidades de enfermarse. También pueden tener más probabilidades de tener complicaciones durante el embarazo, como un parto prematuro.
  • Existe información limitada sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 durante el embarazo, ya que las mujeres embarazadas no se incluyeron en los estudios de vacunas. Sin embargo, según lo que sabemos sobre cómo funcionan estas vacunas, los expertos no creen que representen un riesgo.
    • Las mujeres embarazadas no fueron inscritas en los estudios, pero los estudios en animales no mostraron ningún problema de seguridad.
    • El mismo vector en la vacuna J&J/Janssen se usó en mujeres embarazadas en otros ensayos y se encontró que es seguro tanto para la madre como para el bebé.
    • Muchas mujeres embarazadas que han recibido la vacuna están siendo monitoreadas y hasta ahora no se han identificado problemas de seguridad.

Si. Las mujeres lactantes no se incluyeron en los estudios de vacunas, por lo que no hay datos sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 en estas mujeres o los efectos de las vacunas en el bebé o la producción de leche. Sin embargo, según lo que sabemos sobre cómo funcionan estas vacunas, no se cree que representen un riesgo para la madre o el bebé. Las mujeres que están amamantando pueden optar por vacunarse.

Debe hacerse la prueba y quedarse en casa y lejos de otras personas si tiene:

  • Efectos secundarios de las vacunas que duran más de 2 días
  • Síntomas que comienzan más de 2 días después de recibir la vacuna
  • Tos, dificultad para respirar, nariz que moquea, dolor de garganta o nueva pérdida del gusto u olfato; estos síntomas NO son efectos secundarios de la vacuna

Aún es importante estar atento a los síntomas de COVID-19 incluso si ha sido vacunado, especialmente si ha estado cerca de alguien que está enfermo.

Necesitamos hacer todo lo posible para detener la pandemia. Las vacunas fortalecen su sistema inmunológico para que esté listo para combatir el virus si está expuesto. Otros pasos, como las mascarillas y el distanciamiento social, ayudan a reducir la posibilidad de exponerse o propagar el virus. Juntas, estas herramientas ofrecen la mejor protección contra el COVID-19.

Solo en algunas situaciones. Una vez que esté completamente vacunado:

  • Puede visitar lugares interiores con un pequeño número de otras personas completamente vacunadas sin usar una máscara o distanciarse físicamente.
  • Puede visitar lugares interiores con personas no vacunadas de otro hogar sin máscaras o distanciarse, a menos que alguna de esas personas o cualquier persona con la que vivan tenga un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por el COVID-19.

Aún debe tomar medidas para protegerse a sí mismo y a los demás en muchas situaciones, como cuando está:

  • En público
  • Reunido con personas no vacunadas de más de un otro hogar
  • Visitando a una persona no vacunada que tiene un mayor riesgo de enfermedad grave o muerte por el COVID-19 o que vive con una persona que tiene un mayor riesgo

Aún debe evitar las reuniones medianas o grandes.

Si no tiene síntomas y está completamente vacunado, no necesita ponerse en cuarentena o hacerse la prueba (a menos que viva en un establecimiento grupal como un centro correccional o de detención o un hogar grupal). Pero debe monitorear su salud para detectar síntomas de COVID-19 durante 14 días y continuar protegiéndose a sí mismo y a los demás.
Get Adobe Reader
Adobe Reader

Note: PDF documents on this site were created using Adobe Acrobat 5.0 or later. Document functionality may be reduced if you are using an earlier version (4.x or less). Get the latest version of Adobe Acrobat.



Public Health has made reasonable efforts to provide accurate translation. However, no computerized translation is perfect and is not intended to replace traditional translation methods. If questions arise concerning the accuracy of the information, please refer to the English edition of the website, which is the official version.

Los Angeles County Seal: Enriching lives through effective and caring services