English
Measles banner

Sarampión: Lo que usted necesita saber para proteger a sus seres queridos
El sarampión es una infección viral muy contagiosa que provoca fiebre, congestión de la nariz (moqueo) y un salpullido severo. El virus se transmite a través de la tos o el estornudo de una persona con sarampión, y puede infectar a otras personas dos horas después de que la persona infectada ha salido de un cuarto. Las personas con sarampión son contagiosas cuarto días antes y hasta cuatro días después de que aparezca el salpullido. El período de incubación para el desarrollo del sarampión es hasta 21 días después de estar expuesto a alguien que tenga la enfermedad.

La mayoría de las personas que nunca han sido vacunadas o que no se han enfermado de sarampión pueden contraerlo si tienen contacto con el virus. Una persona con sarampión puede propagar la enfermedad a otros incluso antes de tener algún síntoma.

Síntomas
El Sarampión puede causar los siguientes síntomas:

  • Fiebre alta (más de 101°F)
  • Tos
  • Congestión de la nariz (moqueo)
  • Ojos rojos y llorosos
  • Salpullido que comienza en la cara y se extiende al resto del cuerpo

Si piensa que usted o alguien en su familia ha sido expuesto o tiene sarampión, póngase en contacto con su médico inmediatamente. Antes de ir al médico infórmele que puede tener sarampión, para que este tome las medidas apropiadas y con esto evitar que otros pacientes y el personal sean expuestos.

Prevención del sarampión
La mejor manera de evitar contraer y propagar el sarampión es por medio de las vacunas. Las personas deberán recibir la vacuna de sarampión-paperas-rubéola (MMR) si no han sido vacunados, o no están seguros si fueron vacunados con MMR antes. Los niños deben ser vacunados de los 12-15 meses y otra vez de los 4-6 años de edad. Adolescentes y adultos que nacieron después de 1956 y que no han sido vacunados deben recibir la vacuna MMR.

Si usted no está seguro de su estado de vacunación, o pudo haber tenido contacto con alguien con sarampión; consulte con su médico para hacerse una prueba y verificar su inmunidad contra el sarampión y así poder recibir la vacuna.

Salud Pública está trabajando para usted
En repuesta a los casos de sarampión que han ocurrido en el condado de Los Ángeles, Salud Pública ha creado estrategias efectivas para controlar la propagación de esta enfermedad, incluyendo:

  1. Identificar a las personas que pudieron ser expuestas al virus y protegerlas con la inmunización activa y pasiva cuando sea posible, así como limitar sus actividades cuando sea necesario para prevenir la propagación a otros.
  2. El aislamiento de las personas que son infecciosas para evitar la propagación del sarampión a otros.
  3. Intensamente aconsejarle a los individuos que no han sido vacunados contra el sarampión que se vacunen.
  4. Notificar al público a través de publicaciones y medios de comunicación locales de los lugares públicos donde se han producido casos de sarampión.
Home  |
Communications
Public Health
LA County
  Careers  |   DPH Programs  |   Email: Webmaster  | Notice of Privacy Practices | 
English
Spanish
  Website Privacy Policy  |   Language  |   Accessibility  |   Disclaimer |   Employee  |
Admin Use
Outlook E-mail
DPH Intranet (At Work)
 
Public Health has made reasonable efforts to provide accurate translation. However, no computerized translation is perfect and is not intended to replace traditional translation methods. If questions arise concerning the accuracy of the information, please refer to the English edition of the website, which is the official version.
Los Angeles County Seal: Enriching lives through effective and caring services